• Prevencia

Oposición republicana busca evitar que los demócratas usen fondos públicos para los abortos


Un grupo de 200 legisladores republicanos firmaron una carta dirigida tanto a los líderes demócratas como republicanos de la Cámara y el Senado pidiendo proteger la Enmienda Hayde la cual prohíbe que se usan fondos públicos para financiar la industria del aborto.


Encabezados por Jim Banks, representante de Indiana y presidente del Comité de Estudios Republicano, el grupo más grande de conservadores dentro del Gran Partido Viejo, los legisladores dirigieron una carta a los líderes mayoritarios y minoritarios tanto de la Cámara como del Senado: Nancy Pelosi y Kevin McCarthy, Chuck Schumer y Mitch McConnell.


“Escribimos para expresar nuestra oposición unificada a los esfuerzos de los demócratas del Congreso por derogar la Enmienda Hyde y otras disposiciones de la ley actual en favor de la vida”, dice la carta.


“Como parte de su cruzada proaborto, los demócratas han apuntado directamente a estas protecciones bipartidistas de larga data que generalmente impiden que el gobierno federal utilice el dinero de los contribuyentes para apoyar los procedimientos de aborto”, afirmaron los legisladores.


La Enmienda de Hyde que lleva el nombre del legislador que la introdujo en 1976 dos años después del infame caso Roe vs. Wade con el que la Corte Suprema legalizó el aborto, impide que se utilicen fondos públicos para financiar abortos, y cada año tiene que ser ratificada por la Comisión de Presupuestos de la Cámara.


Según un reporte de NBC, la presidente actual de la Comisión de Presupuestos, la demócrata Rosa DeLauro declaró que “este sería el último año” en que Hyde es parte de la ley federal.


“En el momento actual ha llegado la hora de reconsiderar la norma, el statu quo. La Enmienda Hyde es una política discriminatoria”, dijo DeLauro.


La Enmienda Hyde sí incluye algunas excepciones como embarazos por violación, incesto o cuando la vida de la madre corre peligro.


En la carta, los republicanos señalan que la enmienda nunca ha sido desafiada por ningún presidente, incluso Obama el presidente más proaborto de la historia americana.


“Derogar estas disposiciones provida destruiría casi medio siglo de consenso bipartidista”, advierte la carta.


Desde el punto de vista legal, el fallo Wade vs Roe implica que la mujer tiene la “libertad” de terminar su embarazo pero no es un derecho constitucional y tampoco el estado está obligado a financiar tales prácticas.


Dicho de otra manera, el fallo permite la pecaminosa práctica del aborto evitando que el estado interfiera con la “libertad” de la mujer de decidir, pero eso no implica que la mujer tenga derecho a acceder a los fondos públicos para abortar.


Financiar el aborto también trae la cuestión de la objeción de conciencia de una sociedad: ¿por qué los contribuyentes que apoyan la vida y rechazan el aborto tendrían que pagar por ello?


“Sólo la Enmienda Hyde ha salvado la vida de más de 2 millones de bebés inocentes y sigue protegiendo los derechos de conciencia de una gran mayoría de estadounidenses que se oponen a los abortos financiados con fondos públicos”, declara la carta.


Jim Banks dijo a Breitbart: “Esta carta envía una fuerte señal a los líderes del Congreso: los conservadores no se echarán atrás. Nos uniremos contra los ataques de la izquierda radical para transformar Estados Unidos, y eso incluye obligar a los estadounidenses provida a pagar por los abortos”.


Fuente

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com

7 vistas0 comentarios

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved