• Prevencia

Normas más estrictas para la industria cárnica

Cada vez se reportan más infecciones por COVID-19 en muchos mataderos. Los políticos quieren contrarrestar esta situación con sanciones drásticas y la prohibición de subcontratas.

No cesan las noticias horrorosas sobre la industria cárnica. Los mataderos se han convertido en verdaderos criaderos de coronavirus.


Varios cientos de empleados se contagiaron en Baviera, Schleswig-Holstein, Baja Sajonia y Renania del Norte-Westfalia.


Los trabajadores de la industria cárnica, a menudo procedentes de Rumania o Bulgaria, son empleados subcontratados, que a menudo viven en alojamientos colectivos bajo catastróficas condiciones higiénicas.

El ministro alemán de Trabajo, Hubertus Heil (SPD), quiere ahora responder a la situación, imponiendo medidas rápidas. Él habla de "explotación" de los trabajadores y de "dudosas estructuras contractuales".


Heil: no más subcontratas y sanciones más duras


Heil quiere "limpiar" la industria cárnica y acabar con las empresas de "sub, sub, subcontratación". El ministro quiere prohibirlas en la industria cárnica desde principios del próximo año. El problema es que dificultan los controles y, a menudo, evitan que se pague el salario mínimo de 9,35 euros la hora.


En el "Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo para la Industria de la Carne" también se prevé que se incrementen los controles y se dupliquen las multas por infracciones del horario laboral de hasta 30.000 euros.


Se trata de un nuevo intento de los políticos para controlar más de cerca una industria que es importante para Alemania: los 25 grupos cárnicos alemanes más grandes facturaron más de 27 mil millones de euros en 2018.


Viento en contra y apoyo


La industria de la carne está totalmente en contra de la decisión del ministro alemán. La prohibición de subcontratas puede producir "daños económicos graves", dijo la directora de la Asociación de la Industria de la Carne, Heike Harstick, a los medios del grupo Funke, porque gran parte de la producción migraría al extranjero.


La Federación Sindical Alemana, por otro lado, la organización que abarca más sindicatos independientes en el país, está en cambio de acuerdo con dicha iniciativa.


Esta afirmó a DW que es "exactamente lo correcto”. Los consorcios de carne no puede delegar su responsabilidad a empresas subcontratistas. Se deben realizar "mejores controles” y "las autoridades de protección laboral deben realizar más controles y para ello es necesario más personal”.


Rumanía y Alemania quieren trabajar más estrechamente


La Oficina de Estadística de Alemania contabilizó alrededor de 1.500 empresas de carne con alrededor de 130.000 empleados en 2019. Se estima que 40.000 trabajadores provienen de Bulgaria o Rumania. Esta es una de las razones por las cuales el ministro de Trabajo alemán se puso en contacto esta semana con su homóloga rumana, Violeta Alexandru.


Juntos quieren mejorar las condiciones laborales de los trabajadores rumanos en la industria cárnica alemana. En una entrevista a DW, Alexandru dijo que estaba "feliz" de que Alemania quisiera combatir los abusos y que ella también "quería que se ampliaran los controles".


¿Precio mínimo para la carne?


En Alemania comienza la temporada de asados o barbacoa, y los supermercados se llenan de ofertas especiales para los productos cárnicos. A los alemanes les gusta mucho comer carne, alrededor de 60 kilos al año. También porque es muy barata. Demasiado barata, dice Robert Habeck, líder del partido Los Verdes.


En un documento, dicho partido exige poner fin a "la competencia desleal con los precios de la carne" y establecer un "precio mínimo para los productos animales".


Así se podría mejorar también la seguridad laboral en ese sector. Pero hay mucha resistencia: algunos no quieren establecer precios mínimos (CDU/CSU) o los demás perciben esa medida como una injusticia social, porque no todos los hogares pueden pagar precios más altos (FDP y La Izquierda).


Y así, la idea de establecer un precio mínimo probablemente no llegará a nada, pero quizás ayude el hecho de aplicar normas más estrictas de seguridad laboral en la industria de la carne, en caso de que algún día entren en vigor.


Fuente DW Deutsche Welle

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved