• Prevencia

Las aerolíneas de Perú no cumplen requisito de tener 30% de capital local, según documentos

Las tres aerolíneas más grandes de Perú están operando con poca o nula participación de capitales locales, pese a una ley en el país que obliga a las aerolíneas a mantener al menos 30% de la empresa en manos peruanas, de acuerdo a entrevistas y documentos vistos por Reuters.

En los últimos años, la entrada de aerolíneas multinacionales al Perú ha incrementado la competencia, bajando el precio de los pasajes para los consumidores y sacando del mercado a aerolíneas locales.


En el 2019, un 82% de los 13,8 millones de pasajeros domésticos en el Perú viajaron en una de tres aerolíneas basadas en el exterior: LATAM Airlines Peru, Viva Air Peru o Sky Airline Peru.


LATAM Peru tuvo por muchos años accionistas locales que eran dueños del 30% de la empresa, pero ahora solo un 0,39% de la aerolínea está en manos peruanas, según documentos presentados por LATAM en su proceso de bancarrota.


Los competidores “low-cost” o de bajo costo Sky Airline Peru y Viva Air Peru, que ingresaron recientemente al país sudamericano, no tienen ningún accionista peruano, de acuerdo a entrevistas y documentos corporativos de las empresas.


La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) del Perú confirmó en un comunicado que al menos el 30% de una aerolínea que opera vuelos domésticos debe ser propiedad de ciudadanos peruanos. La DGAC no respondió preguntas sobre si las aerolíneas estaban cumpliendo las reglas actualmente.


LATAM Peru dijo en un comunicado a Reuters que ha cumplido todas las regulaciones peruanas, y que la crisis del coronavirus había requerido una modificación de su estructura societaria.


“El 30% de participación de LATAM Airlines Perú S.A. está constituida en el Perú, lo que hace que cumplamos a cabalidad con todas las normas del país”, dice el comunicado.


Viva Air Peru manifestó por su parte que “seguimos y seguiremos las reglas de cada país en el que estemos presentes y a los que pretendamos llegar en el futuro”.

Sky Airline Peru se abstuvo de comentar.


La ley peruana dice que el 30% de las aerolíneas no solo debe estar incorporado en el Perú sino “estar bajo el control real y efectivo de accionistas o socios de nacionalidad peruana”.


Reuters no pudo determinar por qué esta regulación no estaba siendo fiscalizada, aunque varios analistas coincidieron que aplicar la regla estrictamente no estaba en el mejor interés del país.


“Este es el ejemplo perfecto de una ley que no genera ningún beneficio para el país”, dijo Carlos Ozores, de la consultora ICF, quien está enfocado en la aviación en Latinoamérica. “Son regulaciones que no ayudan en nada a maximizar el beneficio al consumidor”.


El congreso peruano ha presentado un proyecto de ley para crear una línea aérea estatal, aduciendo en parte que las multinacionales no han reinvertido sus ganancias en el Perú.


Las aerolíneas y fuentes de la industria aeronáutica consultados por Reuters se oponen a esta medida.


“NINGÚN CONTROL”

La colombiana Viva Air Peru fue en el 2017 la primera aerolínea low-cost en entrar al Perú, ayudando a abaratar los pasajes y causando problemas para LATAM, que hasta ese momento era líder del mercado sin enfrentar mayor competencia.


Abel López Campo, quien se desempeñaba como el asesor legal principal de Viva Air en esos años, dijo a Reuters que fue el encargado de la tarea de crear la filial peruana.

López Campo refirió que en una reunión preliminar con oficiales de la DGAC peruana, informó que los fondos para establecer Viva Air Peru vendrían todos de un fondo extranjero, y que eso no levantó sospechas.


El fondo, Irelandia, es controlado por Declan Ryan quien también fundó la aerolínea Ryanair.

Poco después, según los documentos revisados, la DGAC autorizó la entrada de Viva Air Peru al país, la cual no tenía accionistas peruanas.


Irelandia no respondió a un pedido de comentario.


“Yo hice un análisis muy profundo y encontré que la DGAC efectivamente tenía una regulación muy buena, pero en la práctica no se evidenciaba ningún control al respecto”, dijo López Campo.


Lo que hizo Viva Air fue incorporar una empresa en el Perú que fuese dueña de más del 30% requerido, dijo José Castellanos, gerente general fundador de Viva Air Peru, quien dejó la empresa en el 2018. Castellanos explicó que los accionistas detrás de esa empresa constituida en Perú eran todos extranjeros.


“Si nos vamos al tenor literal de la ley, podría llegar a interpretarse que el criterio no se está aplicando”, dijo Lopez Campo. “Pero en ese caso habría que entrar a determinar el interés nacional”.


Gonzalo Perez-Witch, quien presidió la DGAC por cuatro años hasta el 2016 dijo que mientras estuvo a cargo las dos mayores aerolíneas operando en Perú, Latam Peru y la filial de la colombiana Avianca Holdings cumplieron con la regulación.


Avianca Perú cerró su operación en mayo cuando la crisis del coronavirus empujó la empresa a la bancarrota, diciendo que no veía posibilidad de obtener ganancias a futuro en el mercado peruano.


“En ningún caso la propiedad de ciudadanos peruanos podría ser menor que el 30%”, dijo Perez-Witch. “De ocurrir, a mi entender la empresa perdería la capacidad legal para operar y su permiso de operación tendría que ser suspendido o revocado”.


“DUEÑO FINAL”

En el 2019, la aerolínea chilena Sky entró al Perú con una estructura idéntica a la creada por Viva Perú, según documentos entregados al Departamento de Transporte en Estados Unidos este año. Los accionistas de Sky Airline Peru incluyen a una firma constituida en Perú que tiene 30% de la operación, según los documentos.


Pero la empresa señaló a las autoridades americanas que el “dueño final” de Sky Airline Peru son cinco individuos “todos quienes son ciudadanos de Chile”.


Holger Paulman, el presidente del directorio de Sky y miembro de la familia dueña de la empresa, no respondió a un pedido de comentario.


LATAM Peru por muchos años desde su fundación en 1998 cumplió con la regulación del 30%, pero fue recién en mayo de este año que acabó copiando la estructura de Sky y Viva.

Menos de una semana antes de declararse en bancarrota, el empresario y abogado Emilio Rodríguez Larraín vendió casi la totalidad del 30% que él y su esposa mantenían en LATAM Peru por 3,2 millones de dólares, según documentos presentados ante el tribunal de bancarrota de Estados Unidos.


Rodríguez Larraín no respondió varios pedidos de comentario.


Ahora, un 48% de LATAM Peru pertenece a una empresa incorporada en Perú que en realidad es una subsidiaria de la matriz chilena. Otro 51% está en manos directamente de la matriz.


Las identidades de los accionistas de una empresa no son normalmente información pública en Perú, pero los accionistas de LATAM Peru son nombrados en documentados presentados en el proceso de bancarrota y en sus estados financieros trimestrales.


Sky Airline Perú nombró a sus accionistas cuando pidió autorización a los Estados Unidos para operar la ruta Lima-Miami.



Fuente: Reuters

3 vistas0 comentarios

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved