• Prevencia

Genocidio uigur: EE. UU. prohíbe todos los productos hechos de algodón y tomates de Xinjiang


La autoridad de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de los Estados Unidos anunció este miércoles 13 de enero la prohibición absoluta de todos los productos hechos con algodón y tomates provenientes de la provincia de Xinjiang, China, debido a que estos son el resultado del trabajo forzado de los uigures perseguidos por el régimen chino.


“El DHS [el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU.] no tolerará ningún tipo de trabajo forzado en las cadenas de suministro de EE. UU.”, dijo Ken Cuccinelli, secretario suplente del DHS en un comunicado. “Continuaremos protegiendo al pueblo estadounidense e investigando las denuncias creíbles de trabajo forzado, evitaremos que los bienes fabricados mediante trabajos forzados entren en nuestro país, y exigimos a los chinos que cierren sus campos y detengan sus violaciones de los derechos humanos”.


Si bien la Administración Trump ya había impuesto una limitación de las importaciones de la región de Xinjiang por los mismos motivos, este endurecimiento de las medidas contra el régimen chino, llega en un momento en que crece la presión internacional contra China por sus prácticas inhumanas contra la minoría musulmana.


El 12 de enero, el Secretario de Asuntos Exteriores británico, Dominic Raab también anunció que el gobierno multará severamente a las empresas del Reino Unido cuya cadena producción esté ligada al trabajo forzado de los uigures.


“Las pruebas de la escala y la gravedad de las violaciones a los derechos humanos que se han perpetrado en Xinjiang contra los musulmanes uigur son ahora de gran alcance”, dijo el secretario. “Y esto pinta un cuadro verdaderamente desgarrador”.


Denuncias y evidencia específica de esterilización forzada, torturas, detenciones y encarcelamiento arbitrario, violaciones, han logrado que varios gobiernos pongan su atención en el genocidio del régimen chino contra los uigures.


“La agencia identificó los siguientes indicadores de trabajo forzado en el curso de su investigación:

  • servidumbre por deudas,

  • restricción de movimientos,

  • aislamiento,

  • intimidación y amenazas,

  • retención de salarios y condiciones de vida y de trabajo abusivas”,

explicó la CBP. Enumeró que los productos afectados incluyen, pero no se limitan a “ropa, textiles, semillas de tomate, tomates en lata, salsa de tomate y otros productos hechos con algodón y tomates”.


Según Breitbart, el 80% del algodón chino proviene de Xinjiang, y China produce un quinto del algodón a nivel global.


En la vereda opuesta a terminar con las barbaries del régimen chino se encuentran compañías como Disney que en su película Mulan agradeció a las autoridades policiales de Xinjiang por su trabajo en ayudarles a filmar la película y la marca japonesa Uniqlo que en sus anuncios alardea de que su ropa es superior porque está “hecha con algodón de Xinjiang, famoso por su calidad superior”.


Del mismo modo, los líderes de la Unión Europea firmaron un pacto de inversión multimillonario con Beijing sin objetar su récord de violaciones a los derechos humanos, de alguna manera reconociendo al régimen chino como su socio comercial número uno.


Coincidentemente, tanto el gobierno de Merkel de Alemania como el del italiano Conte anunciaron recientemente que dejarán sus cargos o que están enfrentando un intenso escrutinio como líderes de sus países debido a una fuerte desaprobación de la población y la oposición con respecto a sus políticas, quizás una señal de que es hora de poner la dignidad humana sobre cualquier otra cuestión.


Fuente

Álvaro Colombres Garmendia-BLes.com

19 vistas0 comentarios

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved