• Prevencia

Exdirector de inteligencia enfatiza que el virus sí provino del laboratorio de Wuhan


En oposición a las declaraciones ofrecidas por la OMS esta semana, el exdirector de Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, afirmó que el ejército chino ordenó a los investigadores del Instituto de Virología de Wuhan experimentar con virus similares al virus PCCh (Partido Comunista chino) o COVID-19 y algunos de ellos terminaron por contagiarse y enfermar en 2019.


El miércoles, durante una entrevista en el programa ‘Ingraham Angle’ de Fox News, Ratcliffe, señaló que el ejército chino solicitó a los investigadores trabajar con los virus en el año 2017, algunos de los cuales eran 96.2% genéticamente similares a los virus PCCh y luego contrajeron síntomas similares en otoño de 2019.


Ratcliffe habló en relación a las recientes declaraciones de la OMS que terminaron por descartar el origen artificial del virus en un laboratorio, de acuerdo a lo recogido por Breitbart News.


“Creo que lo que dijo ayer la OMS fue realmente falso. Mike Pompeo y yo trabajamos muy duro para obtener parte de nuestra mejor inteligencia antes de dejar el cargo hace unas semanas para poder hablar sobre lo que sabíamos sobre China y COVID”, expresó el exdirector de Inteligencia.


“Ahora bien, lo que la Organización Mundial de la Salud quiere hacerles creer es que después de dos semanas sobre el terreno, hablando con científicos y médicos seleccionados por el Partido Comunista Chino bajo la supervisión del Partido Comunista Chino, nada de eso -de lo que acabo de relatarles sobre nuestra inteligencia- es relevante para un posible accidente de laboratorio en Wuhan. Es realmente falso”, afirmó Ratcliffe.


En recientes declaraciones, el líder del equipo de la OMS en China, Peter Embarek, afirmó que no había evidencia que respaldara la teoría del origen del virus. “Los hallazgos sugieren que es extremadamente improbable que la hipótesis de incidencia de laboratorio explique la introducción del virus en la población humana”.


En ese mismo sentido el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, dijo al respecto que “nada” ha cambiado su creencia de que el virus provenía de un laboratorio en Wuhan, enfatizando que “hay evidencia significativa”.


“Espero ver sus informes y análisis. Pero no creo que sea el caso de que hayan obtenido el acceso que necesitaban”, dijo Pompeo.


“Espero que hayan podido ver todos los datos, toda la ciencia, en el laboratorio, hablar con los médicos, entrevistarlos en privado, en lugares donde puedan decir la verdad sobre lo que sucedió”, dijo Pompeo. “No bajo la supervisión de una persona del Partido Comunista sentado en la parte de atrás de la sala asegurándose de que siguieran la línea del Partido Comunista. Espero ver sus resultados. Sigo sabiendo que había evidencia significativa de que esto bien pudo haber venido de ese laboratorio”, agregó el exfuncionario.


Pompeo de igual modo dijo durante los últimos días de la administración Trump que en el laboratorio de Wuhan, se habían realizado investigaciones clasificadas, incluidos experimentos en animales de laboratorio, en nombre del ejército chino desde al menos 2017.


Respecto a los resultados de investigación sobre el origen del virus en China, el asesor de la OMS, Jamie Metzl, rechazó la falta de transparencia del organismo, señalando que la misión de científicos en China tan sólo recibió datos e instrucciones por parte de agentes del Partido Comunista Chino (PCCh).


“Bueno, la investigación en sí fue muy corta. Fueron dos semanas de cuarentena y dos semanas de reuniones, pero la investigación real fue realizada por las autoridades chinas. Y así, los investigadores de la OMS básicamente estaban recibiendo informes de los funcionarios chinos”, dijo Metzl.


Metzl cuestionó el trabajo desarrollado por sus colegas describiendo las supuestas teorías existentes sobre el comienzo del primer contagio, sin embargo, cada una de ellas se ajustan a los informes aportados por los funcionarios del régimen chino.


“Como yo lo veo, el gran fracaso es que describieron cuatro posibles formas en que COVID podría haber comenzado. Uno era un murciélago directo para los humanos. En segundo lugar, a través de un animal huésped intermedio. En tercer lugar, mediante envíos o algún tipo de comida congelada de otro lugar”, según Metzl.


Fuente

https://bles.com/

5 vistas0 comentarios

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved