• Prevencia

El temporal suma la cuarta víctima mortal mientras mantiene cerradas carreteras e infraestructuras

Unos 10.000 abonados siguen sin suministro eléctrico en Alicante por la caída de dos torres


El temporal Gloria, con epicentro en la Comunidad Valenciana y Baleares, descarga desde la madrugada de este lunes copiosas nevadas en 13 comarcas valencianas, lo que mantiene cortadas al tráfico carreteras, cerrados puertos, y unos 10.000 abonados de Alicante siguen sin electricidad por la caída de dos torres de suministro. El temporal ha provocado ya cuatro víctimas mortales: un hombre que fue atropellado el domingo cuando colocaba las cadenas a su coche en Asturias; otro hombre de 63 años que falleció el mismo día en Pedro Bernardo (Ávila) al ser golpeado en la cabeza por una teja de su propia casa que desprendió el viento, una indigente, de 54 años, que en la pasada noche pereció mientras dormía al raso en el municipio de Gandia, y un hombre que ha muerto este lunes en Moixent (Valencia), tras ser encontrado tendido sobre la nieve cerca de su vivienda.



Los servicios sociales del Ayuntamiento de Gandia, en Valencia, atendieron el domingo por la tarde a la mujer, ahora fallecida, y a su pareja, que estaban acampados en un parque, y les insistieron para que se refugiaran en los albergues locales o en la estación de trenes situada a unos metros. Pero, según fuentes municipales, ambos se negaron a protegerse. Los servicios de Urgencia han intentado sin éxito reanimarla. Mientras, en el mismo día un hombre de 63 años, vecino de Madrid, murió en Pedro Bernardo (Avila) por la caída de una teja de su vivienda a causa del viento, según ha informado el Ayuntamiento de la localidad, informa Efe. Su fallecimiento se ha conocido este lunes.


La cuarta víctima del temporal es un vecino de Moixent que ha aparecido a primera hora de este lunes tumbado en la nieve cerca de su vivienda, con síntomas de hipotermia. Cuando los servicios de Emergencias han llegado para asistirle todavía tenía constantes vitales pero no ha respondido a los trabajos de reanimación y ha fallecido, según ha confirmado el alcalde Guillermo Jorques.


Al menos 120 municipios valencianos han suspendido las clases por la climatología adversa y los trenes de Cercanías de Renfe ha registrado retrasos e incluso cortes por la nieve caída. El Palacio de Justicia de Alcoi, en Alicante, ha tenido que cerrarse porque la nieve afecta a los principales accesos a la ciudad y a numerosas carreteras comarcales. El servicio de guardia y las actuaciones urgentes serán prestados por el juzgado de Instrucción de guardia de Alicante. Las sedes judiciales de Villena e Ibi también estarán cerradas por la mañana por los problemas meteorológicos. Los jueces y letrados de la Administración de Justicia ya han propuesto suspender de forma generalizada y que este lunes no cuente para los plazos procesales.


La lluvia ha provocado además la crecida de ríos como el Vernissa, el Serpis y el Gorgos, según la Confederación Hidrográfica del Júcar, de lo cual se ha informado ya a los Ayuntamientos de esas zonas, y en municipios costeros como Altea el agua del mar ha entrado en garajes particulares. El temporal se ha tragado playas y paseos marítimos y las fuertes rachas de viento, que han superado los 130 kilómetros por hora, se han llevado por delante tramos de pantalanes, cubiertas de naves y aparcamientos y árboles.


Las brigadas de bomberos de Alicante están trabajando en el litoral norte y en varios municipios donde se han producido problemas de suministro eléctrico, que a estas horas afectan a 10.000 usuarios. La Generalitat e Iberdrola trabajan a marchas forzadas para restablecer el fluido. La nieve ha dejado aislados varios municipios, como los de La Font de la Figuera y Moixent, en el interior de Valencia, y, según Renfe, ha obligado a cortar el servicio de trenes entre Xàtiva y Alcoi.


El alcalde de este último pueblo de 4.100 habitantes conocido por su producción vinícola, el socialista Guillermo Jorques, asegura que no recuerda una nevada similar, que alcanza los dos palmos en el casco urbano: "En 34 años que tengo, igual ha caído así una o dos veces. Es como con la dana (depresión aislada en niveles altos), de septiembre, que causó unos destrozos que no recordaban ni los más viejos del lugar". El regidor matiza, sin embargo, que mientras las lluvias de hace cuatro meses tuvieron efectos devastadores, la nieve, de momento, no ha causado nada parecido. "Ayer suspendimos las clases y los niños están jugando en las calles. Los comercios y las cafeterías están empezando a abrir. El interior del pueblo lo hemos podido despejar con tractores y ayuda de los vecinos. Y aunque por la noche se fue la luz tres o cuatro veces ahora tenemos suministro", añade Jorque.


El secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, ha pedido precaución a la población en los desplazamientos en una borrasca compleja: "Son tres fenómenos en una borrasca: viento, lluvia y nieve". El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha mostrado su preocupación porque la peor cara de la borrasca está en las últimas horas en el litoral.


Las principales infraestructuras también se han visto afectadas por el paso de Gloria, que ha obligado al cierre de los puertos de Valencia, Gandia y Sagunto, y a mantener, por precaución, cerrado otras 24 horas el aeropuerto de Alicante-Elche después del incendio que sufrió hace unos días en una de las cubiertas de la zona de embarque. El cierre ha obligado a cancelar o desviar a otros aeropuertos más de 200 vuelos. El aeródromo de Valencia también ha desviado algunos vuelos por las fuertes rachas de viento.


Algunos municipios del litoral alicantino como Xàbia o Dénia habían levantado diques de arena para proteger sus paseos marítimos del fuerte oleaje y evitar, como en anteriores temporales, la desaparición de sus playas. Pero todo ha sido en vano. Localidades costeras como Calp han visto cómo el mar se tragaba el paseo. La fuerza del viento ha generado mar arbolada con olas de gran altura, que en la boya de Valencia han alcanzado los 8,44 metros, superando el último récord registrado en enero de 2017. El paseo marítimo de Valencia se ha cortado al paso de vehículos y peatones después de que el mar lo invadiera.


Olas de ocho metros en Baleares


En Baleares, que vive la segunda jornada de borrasca, ha pulverizado los récords de altura de olas en el entorno de Sa Dragonera y se han alcanzado los 8 metros de altura frente al anterior registro máximo de 6 metros. Los puertos de Mahón y Ciutadella en Menorca permanecen cerrados, mientras que el puerto de Formentera, que estuvo clausurado durante buena parte del domingo y obligó a suspender los trayectos con la vecina Ibiza, ha sido reabierto este lunes a las 8 de la mañana. En las últimas horas en el noroeste y sur de Mallorca y el entorno de Ibiza y Formentera se encontraban bajo aviso rojo por fenómenos costeros, nivel que se ha rebajado a naranja durante la jornada de este lunes.


El mal tiempo deslució la noche de fiesta y fuego de las fiestas de Sant Sebastià de Palma. El Ayuntamiento de la capital se vio obligado a aplazar el concierto de la plaza de España y, a medida que avanzaba la noche, otros como el de Sa Feixina o el de la plaza Joan Carles I debido a las adversidades meteorológicas. A pesar de que en la mañana del domingo el Consistorio anunció que se mantenían gran parte de las actuaciones y se había reforzado la seguridad en los escenarios, la intensa lluvia y el viento obligaron a cancelar la mayoría.


Aviso rojo por nieve en Murcia


En Murcia, la peor parte del temporal se espera en la comarca del Altiplano, en el norte de la región, donde se ha activado el nivel rojo por acumulación de nieve de hasta 20 centímetros este lunes. De hecho, ayer domingo ya nevó en varios puntos de la comunidad autónoma como Campo de San Juan, Inazares, Totana y Jumilla, y siete municipios han suspendido las clases (Yecla, Cehegín, Bullas, Caravaca de la Cruz, Moratalla, Pliego y Jumilla). Tampoco habrá clases en varias pedanías altas de las zonas de Lorca y Mula.


El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido cerrar todos los centros educativos de las comarcas de Hellín, Almansa y la sierra de Alcaraz, en Albacete, ante la previsión de nevadas. También se han suspendido las clases en las localidades murcianas de Yecla, Cehegín, Bullas y Cañada de la Cruz, El Sabinar y Benizar por las condiciones meteorológicas adversas.


Fuente El Pais

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved