• Prevencia

El cáñamo, la planta que está llamado a contribuir para la sustitución del papel


Se trata, además, de una industria que hace uso intensivo de medios de transporte que dejan una elevada huella de carbono, al generar gran cantidad de contaminantes del aire y el agua.


Por si fuera poco, es una de las actividades que emiten más gases de efecto invernadero, alrededor de 3.3 kilogramos de CO2 equivalente por cada kilo de papel.


A estos agravantes se suma que en el blanqueo de las pastas se utiliza cloro, un producto altamente nocivo para la salud de las personas y para el medio ambiente.


Muchos países han establecido políticas públicas para preservar sus bosques y han impulsado efectivas campañas para una explotación racional y sustentable. Aun así, el problema sigue siendo muy grave.


Según Greenpeace, cada año se pierden unos 15 mil millones de árboles y de continuar así, en 300 años habrán desaparecido por completo los bosques.


A esta hecatombe está contribuyendo la industria del papel, como lo muestran los siguientes datos:


El 40% de la madera para uso industrial se usa en la fabricación de papel y derivados.

Alrededor de 15 mil millones de hojas de papel se utilizan anualmente en oficinas.

El consumo anual promedio de papel es de 48 kilogramos por persona a nivel mundial.

90% de la pulpa de celulosa proviene de árboles.

35% de todos los árboles talados se utilizan para la producción de papel.

En 2017, la cantidad de papel consumida a nivel mundial superó los 423 millones de hojas.


Desde hace una década, con la irrupción de la comunicación electrónica y digital, los volúmenes de producción y venta de papel vinieron a la baja y con ello los efectos nocivos para el planeta.


Los periódicos y revistas impresos están desapareciendo o disminuyen la cantidad de páginas, ante la sustitución de la comunicación online.

El correo electrónico hizo prácticamente desaparecer la correspondencia en papel.

La fotografía digital desplazó a la fotografía analógica, que se imprime sobre papel.

Los pases electrónicos para viajar en avión, tren u otro medio de transporte han sido también sustituidos por pases electrónicos.

Tanto los smartphones como la conexión por internet en cualquier dispositivo han sustituido muchos negocios que utilizaban el papel como soporte físico.

Los gobiernos en todo el mundo avanzan a pasos acelerados para el uso de medios electrónicos en la ejecución de trámites.


Varios países, sobre todo en Europa, han conseguido avances sustanciales en la sustitución del papel.


El ejemplo más avanzado es Estonia, que se ha convertido en el Estado más digitalizado del mundo.


Resurgimiento del papel

La industria papelera ha encontrado un nuevo nicho, al incursionar cada vez más en la elaboración de productos que sustituyen al plástico y por las ventajas que representan sus posibilidades de reciclamiento a gran escala.


Cada vez más los supermercados en Europa y otras partes del mundo están sustituyendo las bolsas de plástico por papel, cartón u otros materiales 100% biodegradables y reciclables.


Asimismo, se avanza rápidamente en legislar contra el uso del plástico y su sustitución por otros materiales más respetuosos con el ecosistema.


Por ejemplo, la Comisión Europea ya legisló para que las bolsas de plástico que se reparten en los supermercados desaparezcan a más tardar en el año 2021 y también quieren eliminar platos y cubiertos de plástico desechables.


Contribuciones del cáñamo

En este esfuerzo por salvar al planeta, aparece un nuevo jugador que está llamado a contribuir en la sustitución de plástico y convertir a la industria del papel en una actividad mucho más amigable con el ambiente.


Se trata del cáñamo, una variedad del Cannabis, cuya planta, cultivo y comercialización, ofrecen innumerables ventajas ambientales.


En el mundo, más del 90% del papel se fabrica con celulosa, pero resulta que los árboles contienen relativamente poca celulosa y necesitan un proceso complicado que daña el ambiente para lograr un producto final de calidad, por lo cual cáñamo constituye una alternativa más fiable, estable, barata y limpia.


El cáñamo es una variedad de la planta cannabis sativa con múltiples e importantes usos industriales.


Pertenece a la misma especie vegetal con que se produce marihuana, pero contiene menores concentraciones de THC, el principal compuesto psicoactivo de la marihuana.


Sin embargo, posee mayores contenidos de CBD, otro cannabinoide al que se le atribuye un gran potencial terapéutico.


El cáñamo es una planta extremadamente versátil, crece muy rápido y tiene diversos usos como la fabricación de papel, prendas textiles, plásticos, pinturas, biocombustible y alimentos.


Aplicaciones del papel de cáñamo

El cáñamo es una planta mucho más apropiada para la producción de papel por su alto contenido de celulosa (hasta un 85% contra un 30 % de los árboles) pero además su proceso de extracción y conversión es mucho más complicado.


No obstante, hoy en día, más del 90% del papel se fabrica de la madera y el papel de cáñamo está relegado a aplicaciones secundarias, desperdiciándose inexplicablemente el gran potencial del cáñamo.


Entre los múltiples usos del papel de cáñamo se encuentran los siguientes:


Papel de liar

El cáñamo aporta rigidez y resistencia a papeles especialmente finos, por lo que es ideal para producir papel para elaborar cigarrillos.


Material de oficina

Aunque no es tan popular como hace unos siglos, el cáñamo aún se usa para elaborar papelería en cantidades mucho más pequeñas. Hasta hace 10 o 15 años algunas seguían produciendo papel de cáñamo e incluso se vendían en cadenas de papelería.


Papel Artístico

Todavía se utiliza en una gran variedad de materiales de arte, ya que proporciona un lienzo muy suave pero duradero, que muchos artistas utilizan para crear posters e impresiones resistentes al paso del tiempo.


Rembrandt y Van Gogh pintaban sobre lienzos de cáñamo.


Papel de archivo

Si se pretende almacenar y conservar documentos por periodos largos, el papel de cáñamo es el apropiado por su elevada resistencia.


Papel de Biblia

Las Biblias se solían imprimir en papel de cáñamo.


De hecho, la Biblia de Gutenberg, la primera publicación importante que se imprimió con tipos móviles, se fabricó con papel de cáñamo.


Bolsas de té

Las bolsas de té tienen que ser porosas para resistir bien la humedad, condiciones que el papel normal no cumple, por lo que suelen fabricarse con fibras de madera y cáñamo.


Billetes

Por su uso rudo e intensivo, los billetes de papel moneda requieren ser extremadamente resistentes.


Hoy en día muchos países incorporan plásticos en su elaboración, pero en el Siglo XX la mayoría del dinero impreso en Estados Unidos contenía cáñamo.


Papel filtro

El cáñamo es poroso, tolera la humedad y proporciona mejor rendimiento que otros filtros a base de polímeros o metales.


Productos de higiene

Resulta ideal en la elaboración de productos de higiene duraderos como los pañales, ya que es muy resistente cuando se somete a continuas tensiones, además que evita alergias e irritación en zonas sensibles del cuerpo.


Por todo este potencial para contribuir en los esfuerzos de preservación del planeta, el plano está llamado a desempeñar un papel importante en la industria del papel.


Las ventajas, como vimos son innumerables, y muchos inversionistas tienen ya la mira puesta en el cáñamo porque representa además una gran oportunidad de negocios.



Fuente: Forbes

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved