• Prevencia

Ejecutivo y sector comercial firmaron protocolo de reapertura de actividades

“El protocolo sanitario de reapertura de comercios es garantía para trabajadores y clientes. Uruguay se viene destacando por dar esos pasos, tal vez más lentos, pero los resultados permiten reafirmar este camino”, aseguró el secretario de la Presidencia de la República, Álvaro Delgado, en la firma del protocolo con el sector comercial. “Estamos en una situación de la tasa de morbilidad que nos permite ser auspiciosos”, dijo

El documento firmado este viernes 15 en la sede central del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social abarca las actividades del grupo 10, Comercio en general, el grupo 11, Comercio minorista de la alimentación, el grupo 12, Hoteles, restaurantes y bares, y el grupo 19, Servicios profesionales, técnicos, especializados y aquellos no incluidos en otros grupos de los Consejos de Salarios. Las disposiciones establecen la obligación de contar con alcohol en gel, distanciamiento mínimo de un metro y medio entre personas, uso de tapabocas para el ingreso a los locales y desinfección de los servicios higiénicos, entre otros. Además recomiendan la colocación de carteleras al ingreso de los establecimientos que advierta que se debe usar elementos de protección e higiene. También instrumentan exigencias para proveedores y personal dependiente y especifica cómo actuar ante casos sospechosos. El documento fue suscrito por los representantes del Grupo Centro, la Cámara de Comercio, la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) y la Inspección Nacional de Trabajo. El jerarca rememoró las reuniones con el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, y, posteriormente, con el Ministerio de Trabajo, para delinear este protocolo desde el punto de vista laboral, con el objetivo de garantizar la salud de trabajadores y clientes. Señaló que la reapertura de sectores económicos es controlada, en consulta con los ministros de cara área, en especial Salud Pública, con el asesoramiento de un grupo de científicos. Como ejemplo, recordó la reanudación de las actividades de la construcción, sector que ocupa a más de 45.000 personas, quienes se reintegraron hace 25 días sin circulación viral entre los trabajadores. “Estamos en una situación de la tasa de morbilidad que nos permite ser auspiciosos. Ahora, si dejamos de hacerlo, corremos el riesgo de que suceda lo que pasa en otros países, que tuvieron que poner marcha atrás y tomar decisiones contrarias. Por eso, preferimos empezar un proceso más lento, con pasos cortos, seguros y responsables”, afirmó el secretario de Presidencia. Además, destacó que el Congreso de Intendentes está comprometido en el control sanitario. En tanto, el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, indicó que este protocolo es el resultado de un proceso “serio, exhaustivo, profundo, riguroso y en línea con otros protocolos, con la participación del sector privado, en particular con el Grupo Centro. El secretario de Estado recordó los protocolos para el sector de la construcción y las escuelas rurales como ejemplos de áreas que marcan el retorno de la actividad en el país. En tanto, Salinas subrayó la actitud proactiva de las partes y subrayó que el protocolo refuerza el nivel de exigencia en aseo personal y colectivo, a efectos de garantizar que haya un retorno gradual a la actividad medido, mensurable, evaluado y en conocimiento de las consecuencias. Protocolo de prevención del COVID-19 en los sectores Comercio y Servicios


Fuente Nota de Prensa Gobierno Uruguay

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved