• Prevencia

Directores de residencias de ancianos arremeten contra Boris Johnson por las muertes por Covid-19

El primer ministro británico asegura que "muchas residencias no siguieron las procedimientos como debían, aunque estamos aprendiendo la lección"




Los directores de las residencias de ancianos en Reino Unido han hecho causa común con los sindicatos y han acusado a Boris Johnson de escurrir el bulto en la responsabilidad de las más de 20.0000 muertes por coronavirus en los centros de la tercera edad. A su paso por Yorkshire, el primer ministro británico aseguró que "muchas residencias no siguieron las procedimientos como debían, aunque estamos aprendiendo la lección".


Mark Adams, director ejecutivo de Community Integrated Care, con varios centros repartidos en Inglaterra y Escocia, acusó a Johnson de actuar de una manera "torpe y cobarde". "Estamos entrando en una realidad alternativa y kafkiana en la que el Gobierno establece las reglas, nosotros las seguimos y como no les gustan los resultados, niegan haber dictado las reglas y culpan a la gente que está intentando hacerlo lo mejor que puede", declaró Adams a la Radio 4 de la BBC.


Los centros de la tercera edad han acusado al Gobierno de poner el énfasis en "salvar" al Servicio Nacional de Salud (NHS) y no calibrar el impacto del coronavirus en las residencias. Según Adams, el 90% de lo equipos de protección para los 1,6 millones de trabajadores del sector de los cuidados han tenido que ser facilitados directamente por las contratas y los tests del personal no se han realizado con regularidad hasta finales de mayo.


"Johnson se está quejando sobre las instrucciones que él mismo y el Gobierno llegaron a fijar y que se negaron a cambiar", declaró Rehana Azam, del sindicato GMB. "El primer ministro no puede pasar la pelota por lo que ha ocurrido".


"Es injusto insinuar que el sector de los cuidados es responsable de su propio infortunio durante la pandemia", advirtió por su parte Caroline Abrams, al frene de la ONG Age UK. "Por el contrario, lo ocurrido es fruto de un sistema que ha sido abandonado y que no recibe los fondos necesarios. Los trabajadores han hecho una trabajo magnífico, mejor de lo que merecemos como país".


La polémica saltó al Parlamento, con el laborista Jonathan Ashworth reclamando una disculpa pública al secretario de Salud Matt Hancock. "¿Puede usted entender por qué la gente se ha sentido insultada por las palabras del 'premier'?", peguntó Ashworth, que recordó cómo la proporción de muertes en las residencias británicas ha sido 13

veces mayor que en Alemania.


Un portavoz de Downing Street aseguró horas después que los trabajadores del sector de los cuidados "han realizado una labor brillante en circunstancias muy difíciles". El citado portavoz aseguró que las palabras de Johnson habían sido malinterpretadas: "Lo que el primer ministro estaba queriendo destacar es que nadie sabía cuáles eran los procedimientos correctos, porque en ese momento no sabíamos el alcance de los contagios por personas asintomáticas".


La cifra oficial de muertes por coronavirus es de 44.236, según datos del Ministerio de Salud, aunque la Oficina de Estadística sitúa la cifra por encima de las 50.000 en Inglaterra y en Gales. Se estima que las muertes en residencias pueden haber sido de un tercio a la mitad del número total de víctimas mortales. Más de 400.000 británicos (el 4% de la población de mayores de 65 años) viven en los 11.100 centros de de la tercera edad repartidos por todo el país.


Fuente El Mundo

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved