• Prevencia

Daimler pagará 2.200 millones de dólares para resolver las demandas sobre emisiones trucadas



Daimler AG pagará 2.200 millones de dólares para resolver una investigación del gobierno estadounidense sobre la manipulación de emisiones en motores diésel, así como las demandas de 250.000 propietarios de vehículos de EEUU, según mostraron documentos judiciales.


El fabricante de automóviles alemán y su filial Mercedes-Benz USA LLC anunciaron el pasado 13 de agosto un principio de acuerdo para resolver las demandas civiles y ambientales vinculadas a 250.000 coches y furgonetas diésel en Estados Unidos, después de que el fabricante de automóviles utilizara un software para evadir las normas sobre emisiones.


Daimler dijo entonces que los costes previstos por los acuerdos con las autoridades estadounidenses ascenderían a 1.500 millones de dólares, que el acuerdo con los propietarios costaría otros 700 millones de dólares y también habló de otros gastos por una suma no especificada de centenares de millones de euros para cumplir con los requisitos de los acuerdos extrajudiciales.


El fiscal general adjunto Jeff Rosen dijo que los acuerdos, que se producen tras una investigación de casi cinco años, “servirán para disuadir a cualquier otro (fabricante) que pueda estar tentado de violar las leyes de contaminación de nuestra nación en el futuro”.


En los documentos del tribunal, Daimler aceptó pagar a 250.000 propietarios hasta 3.290 dólares cada uno para que repararan los vehículos contaminantes y acordó no oponerse al pago de 83,4 millones de dólares en honorarios de abogados y costas legales de los propietarios, quienes recibirán 800 dólares menos si un propietario anterior presenta una reclamación válida.


Daimler señaló en los documentos del tribunal que niega las alegaciones “y no admite responsabilidad alguna”. El acuerdo no incluye una monitorización de cumplimiento externa, añadió. El fabricante alemán de automóviles todavía se enfrenta a una investigación penal en curso y podría enfrentarse a sanciones financieras adicionales de EEUU.


Los vehículos diésel han sido objeto de escrutinio en los Estados Unidos desde que Volkswagen AG admitió en septiembre de 2015 la instalación de un software secreto en 580.000 vehículos de EEUU que les permitió emitir hasta 40 veces las emisiones legales.


En septiembre de 2019, Daimler acordó pagar en Alemania una multa de 870 millones de euros (1.000 millones de dólares) por infringir la normativa de emisiones diésel.


Tanto Volkswagen como Daimler han dejado de vender coches diésel en Estados Unidos.


Fuente

Información de David Shepardson, traducido por Jose Elías Rodríguez Our Standards: The Thomson Reuters Trust Principles.

0 vistas

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved