• Prevencia

Con la inteligencia artificial contra el abuso infantil

Jörg L. es el principal acusado en el mayor escandalo de abuso infantil en Alemania. Supuestamente, la inteligencia artificial ayudó en la evaluación de los datos confiscados.

A principios de la semana se abrió el juicio contra Jörg L. con gran interés mediático. La fiscal Clémence Bangert necesitó 80 minutos para recitar uno tras otro un total de 79 actos de violencia sexual que se dice que el cocinero de 43 años cometió, sobre todo con su propia hija, a partir de cuando ella tenía solo los tres meses de edad.


El miércoles (19.08.2020), dos de sus compañeros de chat testificaron en el juicio contra Joerg L. Ambos ya habían sido condenados a varios años de prisión en juicios anteriores. Los dos compartieron su enfermiza pasión por la pornografía infantil no solo en internet. Se encontraron varias veces en el mundo real para abusar juntos de sus propios hijos, tener sexo entre ellos, pero también tener reuniones familiares con sus esposas. "Para que no sospechen nada", como explicó Bastian S. al juez.


Bastian S. conoció a Jörg L. en 2018 en un grupo online de pedófilos. Este grupo no operaba en algún rincón oculto del internet, como el Darknet, sino se reunió simplemente por Skype. El grupo tenía unos 4.000 miembros. Uno de ellos fue Jörg L., con el que Bastian S. siguió algún día charlando en privado, para "husmear". Con el fin de crear una base de confianza mediante el intercambio de imágenes, se utilizaron servicios en la nube de acceso general, como Dropbox.


Jörg L. en el tribunal de Bergisch Gladbach, Alemania.

Prueba de confianza


La clandestinidad pedófila de los foros de chat, que se hace evidente en este día de juicio, funciona según la simple ley de dar y recibir: si quieres fotos o videos, tienes que ofrecerlos. Patrick F., el otro compañero de chat, regaña en su testimonio a los muchos "charlatanes" que siempre solo piden fotos, pero no proporcionan nada ellos mismos -o les dan fotos antiguas "con un calendario del año 1995 en el fondo de la imagen".


Los investigadores de la Policía se enfrentan, pues, a un dilema: ¿Cómo se supone que van a obtener pistas sobre la identidad de los autores y pruebas en foros anónimos si no tienen un contenido correspondiente que ofrecer? En el Darknet, el acceso a los foros de pornografía infantil suele ir precedido de la llamada "prueba de castidad", en la que hay que subir material de abuso infantil.

A finales de mayo, Bastian S. fue condenado a diez años de prisión. Se presentó como testigo en el juicio contra Jörg L.

Según reportan medios alemanes la Policía utiliza ahora pornografía infantil generada artificialmente para sus investigaciones encubiertas, incluso en el  caso del acusado Jörg L. La inteligencia artificial analiza representaciones de abusos reales hasta que es capaz de producir por sí misma imágenes engañosamente similares, que luego ya no violan los derechos personales de las víctimas.


Simulación con "Sweetie"


La organización humanitaria "Terre des Hommes" ya había demostrado en 2013 que los cebos digitales funcionan. Habían generado a la niña filipina de 10 años, "Sweetie", en la computadora, y la habían enviado con éxito a la caza de pedófilos en los foros de cibersexo.


En Alemania, a los investigadores no se les permitió usar esos métodos hasta esta primavera, porque la distribución de contenido pornográfico infantil estaba prohibida, incluso para los agentes de Policía. Sin embargo, desde marzo, los investigadores tienen ahora esta posibilidad, siempre que no se reproduzcan hechos reales y que el material "no se haya producido utilizando una foto de un niño o adolescente".

Las huellas digitales llevaron rápidamente a los investigadores de Colonia a Patrick F.

"Resultados provisionales alentadores"


Los investigadores avanzan en varias áreas. La "Oficina Central y de Contacto contra la Ciberdelincuencia" tiene su sede en la fiscalía de Colonia y experimenta con el uso de la inteligencia artificial en el análisis de las gigantescas cantidades de datos confiscados.

Otra imagen de "Sweetie", la niña creada en FIlipinas con inteligencia artificial para perseguir a pedófilos en la red.

El proyecto de investigación, en el que también participan Microsoft Alemania y la Universidad del Sarre, lleva un año en marcha.


"Los resultados iniciales de los que se me ha informado son alentadores", dijo a DW el ministro de Justicia de Renania del Norte-Westfalia, Peter Biesenbach. Según él, la inteligencia artificial podría ser una tecnología clave para hacer frente a los delitos digitales, como el abuso de niños y la pornografía infantil en internet.


"Solo si logramos llevar más automatización y tecnología de inteligencia artificial a la práctica, la Policía podrá hacer frente al volumen cada vez mayor de pruebas digitales", subrayó el ministro.


Según medios alemanes, se dice que los investigadores confiscaron 85 terabytes con fotos y videos solo en el caso de Jörg L.



Fuente

Deutsche Welle


7 vistas0 comentarios

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved