• Prevencia

Centroamérica firma acuerdo de bioseguridad para zanjar crisis fronteriza

Se realizarán tomas de temperatura y control de síntomas en los puntos de carga y descarga, al igual que a la salida del país, y se expedirá un certificado al conductor que esté libre de COVID-19.

Autoridades de Centroamérica aprobaron este jueves (28.05.2020) un protocolo de bioseguridad para el transporte de carga, que esperan acabe con la crisis fronteriza derivada de las restricciones impuestas por Costa Rica ante la pandemia del COVID-19, que este mismo día anunció que las flexibilizará.


El protocolo "establece procedimientos coordinados entre los Estados miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), y viene a complementar aquellas medidas que cada país ya realiza para detener la propagación del coronavirus", informó el organismo regional desde Panamá.


La norma, que será de "obligatorio cumplimiento", dicta que durante el proceso de ingreso y salida del transporte de carga en los países miembros del SICA se realizará una estricto proceso y gestión sanitaria para la movilización del mismo.



Frente a casos sospechosos de la enfermedad se deberán pedir asistencia al centro de salud más cercano, se seguirán las indicaciones proporcionadas, y la decisión de continuar o no la ruta será tomada por las autoridades de Salud Pública.


Si el transportista no presenta síntomas, llevará la mercadería a destino final bajo el compromiso de no permanecer en el país más tiempo del estipulado. Al regreso, cada país determinará si el transportista realizará el recorrido dentro de su país con o sin escolta o GPS.


¿Cómo surgió la crisis?


Costa Rica impuso el 18 de mayo fuertes restricciones al transporte de carga internacional que generaron el rechazo de gremios de conductores y de empresarios, tras detectar en un lapso de dos semanas medio centenar de camioneros de diversas nacionalidades con COVID-19.


Honduras comenzó a aplicar la reciprocidad a Costa Rica el sábado pasado y le siguió este martes Panamá, lo que provocó la aglomeración de cientos de furgones de carga en las fronteras.


Nicaragua, criticada por no aplicar medidas de prevención de la pandemia, cerró su frontera el 17 de mayo, cuando ya había filas kilométricas de camiones en condiciones insalubres, incluidos los conductores con COVID-19, a los que Costa Rica negó el paso.


El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) de Nicaragua cifró el miércoles en unos 1.500 transportistas "de todas las nacionalidades" centroamericanas los varados a ambos lados de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica.


Fuente DW

Deutsche Welle

PREVENCIA PREMIUM

Forme parte del CLUB SELECTO DE PATROCINADORES ó AUSPICIANTES DE LA REVISTA PREVENCIA

© 2017 Revista PREVENCIA.All Rights Reserved