• Prevencia

Cómo disminuir el desperdicio de alimentos en casa


Esta guía creo una herramienta para ayudar a disminuir el desperdicio de alimentos en los hogares.


Disminuir el desperdicio de alimentos en los hogares es una tarea que no podemos seguir posponiendo, sobre todo porque, mientras se desperdician cerca de 1300 millones de toneladas de alimentos, cerca de 700 millones personas no cuentan con la alimentación necesaria para llevar una dieta saludable.


Para facilitar esta actividad, la Comisión de Cooperación Ambiental de Norteamérica (CCA), creó una guía pensada en abordar y simplificar el por qué y cómo cuantificar la pérdida por desperdicio de alimentos desde los hogares, fábricas y otros sectores.

Dentro de ella existe un apartado que está centrado principalmente en detectar cómo se da el desperdicio de alimento en casa y para impulsar una mejor gestión de los alimentos en los hogares.


¿Cómo disminuir el desperdicio de alimentos en casa?

Existen muchos factores que pueden fomentar el desperdicio de alimentos en los hogares como la preparación de los alimentos, falta de infraestructura o prácticas de almacenamiento adecuadas, recorte y entresacado de insumos, deformidad en los productos, entre otras causas.

Para ir solucionando uno a uno, la CCA recomienda resolver primero estas preguntas:

  • ¿Tienes acceso directo a los alimentos que se están perdiendo o desperdiciando?

  • ¿Sabes el método sobre pesar directamente los desechos alimentarios?

  • ¿Qué grado de precisión requiere? 

  • ¿Cuán exactos serán los datos recabados con este método?

  • ¿Cuánto tiempo y qué recursos puedes asignar a la medición del desperdicio de alimentos?.

Esto se refiere a la cantidad relativa de recursos (tiempo, dinero y equipo) necesarios para aplicar el método en cuestión.


¿Necesitas un método que permita rastrear las causas del desperdicio? 


Recuerda que algunos métodos permiten rastrear las causas asociadas con la pérdida y el desperdicio de alimentos y otros no.


¿Tiene interés en dar seguimiento a los avances en el tiempo? Algunos métodos permiten determinar si se registraron aumentos o reducciones y con ello dar seguimiento al progreso logrado.



Una vez resuelto esto. La CCA desarrolló un cuadro para determinar qué método o métodos resultan más convenientes para abordar el problema del desperdicio de alimentos.


Si está abordando distintos tipos de desechos alimentarios —por ejemplo, lo mismo residuos sólidos que líquidos—, tal vez requiera seleccionar varios métodos.

Para complementar esta tabla, se creó la “Herramienta para la clasificación de métodos de cuantificación de la PDA” (FLW Quantification Method Ranking Tool), publicada por el Protocolo sobre Pérdida y Desperdicio de Alimentos (FLW Protocol, 2016h).

En ella se formulan once preguntas sobre circunstancias individuales y se ofrece una clasificación de métodos con base en las respuestas proporcionadas. En este link puedes acceder a esta herramienta.


Qué más puedes encontrar

Esta guía cuenta con recomendaciones para abordar una mejor gestión de los alimentos y residuos basados con los estándares de producción alimentaria en nuestro país.

Al combatir el hambre y con esto el desperdicio de alimentos, estamos garantizando que estos problemas dejen de ser un obstáculo para el desarrollo de países, ya que se estima que 821 millones de personas sufren desnutrición y entre ellos más de 90 niñas y niños menores de cinco años tienen desnutrición.


La guía comparte un plan que describe paso a paso cómo poner en marcha iniciativas para medir la pérdida y el desperdicio de alimentos (PDA).


En ella se abordan los siguientes temas:


  • Por qué cuantificar la pérdida y el desperdicio de alimentos

  • Justificación financiera y ambiental: cómo determinar la viabilidad de las iniciativas de medición y reducción de la PDA.

  • Superación de barreras y obstáculos comunes.

  •  Rastreo de las causas de la pérdida y el desperdicio de alimentos.

  • Conversión de indicadores para medir otros efectos de índole económica, medioambiental y social.

  • Selección de un método de medición.


Cada uno de estos temas son de importancia y cruciales para que el sector privado, público y la sociedad comiencen a mejorar su gestión de alimentos y los residuos.

Además al impulsar este consumo responsable, también se aporta al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que se gestaron en la Conferencia de las Naciones Unidas, celebrada en Río de Janeiro en 2012.


Impulsando el Hambre cero

Estos son 17 y uno de ellos está enfocado en “Hambre Cero”. Su prioridad es terminar con todas las formas de hambre y desnutrición para 2030 y velar por el acceso de todas las personas, en especial los niños, a una alimentación suficiente y nutritiva durante todo el año.



Esta tarea implica promover prácticas agrícolas sostenibles a través del apoyo a los pequeños agricultores y el acceso igualitario a la tierra, la tecnología y los mercados.
Además, se requiere el fomento de la cooperación internacional para asegurar la inversión en la infraestructura y la tecnología necesaria para mejorar la productividad agrícola.

Al contar con esta guía, las diversas iniciativas y programas enfocados en impulsar este objetivo, toman favor fuerza y relevancia, sobre todo porque el entorno empieza a tomar mayor conciencia sobre la importancia de combatir el desperdicio de alimentos.



Fuente: ExpokNews

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved