• Prevencia

Bélgica permite a San Nicolás una Navidad sin restricciones anticoronavirus

Los niños belgas suspiraron con alivio cuando el gobierno confirmó que San Nicolás estaría exento de las duras reglas contra la pandemia. Los ministros incluso le escribieron una carta para confirmar que es la excepción.

Como es costumbre el 6 de diciembre, los niños belgas recibirán los regalos de San Nicolás, Papá Noel, Santa Claus o la versión local respectiva, ya que el esperado proveedor de regalos estará exento de las estrictas restricciones del coronavirus que hay en el país, confirmaron los ministros de Salud e Interior.


La ministra del Interior, Annelies Verlinden, y el ministro de Salud, Frank Vandenbroucke, escribieron una carta a San Nicolás para aliviar los temores de los pequeños, que temían no recibir sus regalos este año debido a la pandemia.


Los funcionarios confirmaron que Santa no tiene que ponerse en cuarentena después de llegar a Bélgica desde España, donde supuestamente reside, y tendría libertad para cruzar los tejados y dejar caer regalos por las chimeneas, incluso durante las horas de toque de queda.


San Nicolás no tiene coronavirus


"Sabemos que este virus también ha creado muchos problemas en España", advierten los ministros a San Nicolás en su carta. "Así que nos dio un gran placer saber que, a pesar de su edad, ha podido escapar del virus en los últimos meses y que todavía goza de buena salud", apuntan.


La carta conjunta, que se publicó en Le Soir, un diario en francés de Bélgica, instó a San Nicolás a "hacer lo que mejor sabe hacer: alegrar a todos los niños". La visita de San Nicolás al comienzo del invierno ha sido un evento importante de la época navideña para los niños belgas por generaciones. "Contamos con usted", agregan los ministros.


Pero Santa sí debe respetar el distanciamiento físico


El sistema de salud de Bélgica se ha desbordado en las últimas semanas debido al aumento de los contagios y el gobierno implementó toques de queda nocturnos, estrictas medidas de cuarentena y un cierre de la vida social para ayudar a prevenir la propagación del virus.


Por ello, los ministros recordaron a San Nicolás su deber de "respetar siempre el distanciamiento, lavarse las manos regularmente y usar mascarilla", a pesar de su larga barba blanca.


San Nicolás no fue el único que estuvo exento de ciertas medidas estrictas este año. "Cada niño es un héroe y por una vez no necesitan registrar en su cuaderno quién se portó bien", decretaron las autoridades.


Fuente

(rr/dzc)

2 vistas0 comentarios

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved