• Prevencia

Alemania, "bien preparada" ante el coronavirus

Alemania afronta nuevos casos de coronavirus en su territorio. La clase política parece tranquila y no se prevé aislamiento de lugares enteros, como en Italia.


La actitud del Gobierno alemán ante la propagación del coronavirus podría resumirse en: permanecer atento, prepararse para actuar y reaccionar de forma adecuada. A principios de esta semana, el ministro alemán de Salud, Jens Spahn (CDU), aseguró estar plenamente convencido de que "Alemania está muy bien preparada” para abordar una posible crisis provocada por la expansión del patógeno. Según Spahn, los médicos alemanes hacen frente a retos similares a los del coronavirus todos los años con la gripe estacional. Pero Spahn también admite que hay una diferencia: los expertos no conocen a fondo el nuevo virus y todavía no hay disponible vacuna contra él. Lothar Wieler, presidente del Instituto Robert Koch, confirma sus palabras: "Debemos ser realistas. No habrá vacuna antes de finales de este año”.


No se aislarán ciudades


En principio, en Alemania no se contemplan medidas de aislamiento de lugares enteros, como en Italia. Spahn aseguró que, mientras sea posible, Alemania seguirá aislando y tratando a los infectados, además de "observar estrechamente a su círculo más cercano de contactos”. La portavoz de la administración sanitaria de Berlín, Lena Högemann, dijo a Deutsche Welle que además tampoco es posible aislar ciudades, sobre todo si son grandes. "Debido a las diferentes vías y medios de transporte que usan los viajeros europeos para entrar en Berlín, no se puede vigilar de forma efectiva el ingreso en la capital". La portavoz recomienda a los viajeros procedentes de Italia que, por seguridad, se contacten con un médico.



Las escuelas y jardines infantiles de Heinsberg, en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, permanecieron cerradas como medida de cautela, después de que un habitante de esa ciudad se infectara con el coronavirus. Spahn recomienda a la población que adopte precauciones como el lavado regular de manos con jabón durante aproximadamente un minuto, así como evitar estrechar la mano a otras personas.


No hay un plan especial sobre cómo Alemania debe reaccionar ante el coronavirus. A instancias de Deutsche Welle, el Instituto Robert Koch nos remite al plan general de pandemias, que cuenta con tres años de antigüedad y que es de aplicación en este caso. Agrupadas bajo el epígrafe "Contagio persistente en la población”, se enumeran una serie de posibles medidas, como excluir a los enfermos de edificios comunitarios, separación de infectados y el aislamiento de enfermos en áreas médicas.


Así es como ha procedido el Gobierno alemán cuando repatrió ciudadanos de China, manteniéndolos después 14 días en cuarentena. El plan contempla otros pasos, como dejar de albergar personas en grandes alojamientos, cierre de centros comunitarios y prohibición de eventos de masas. Hasta ese punto no han llegado aún las autoridades alemanas.


Los expertos creen que es menos practicable llevar mascarillas de protección en público. De hecho, ya escasean en Alemania, solo hay disponibles pequeñas cantidades. Y los expertos advierten de que son importantes más bien para médicos y personal sanitario, no solo para protegerse a sí mismos, sino también a pacientes con patologías previas.


Impacto en la economía mundial


Los expertos en economía advierten con preocupación de las consecuencias negativas que el coronavirus podría tener para la economía mundial. DW preguntó a Gabriel Felbermayr, presidente del Instituto de Economía Mundial de Kiel, si cree que el coronavirus tendrá un impacto negativo en la globalización: "Sí, creo que sí. La economía se da cuenta ahora de lo frágil que es realmente el sistema económico mundial. Eso me recuerda al colapso de Lehmann-Brothers en 2008, cuando muchas personas percibieron la fragilidad del sistema financiero”. Sobre este asunto, el ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, respondió algo evasivo: "Suponemos que podrá tener un ligero impacto en la economía mundial. La magnitud dependerá de lo rápido que el virus quede atajado y retroceda la cifra de infectados”.


Fuente DW

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved