• Prevencia

¿Alcanzó Manaos la inmunidad de rebaño por coronavirus?

La ciudad brasileña registró altos picos de contagios en los primeros meses de la pandemia, pero después los casos disminuyeron rápidamente. DW consultó con expertos la presunta inmunidad que habría alcanzado Manaos.



Manaos, la metrópoli amazónica de Brasil con dos millones de habitantes, fue particularmente afectada por el COVID-19 en abril y mayo de este año. Imágenes de entierros masivos y hospitales superpoblados dieron la vuelta al mundo en ese momento. Según las cifras oficiales, hasta ahora los infectados son poco menos de 50.000 y el número de fallecidos es de alrededor 2.500.


Dado que muchas de las víctimas que murieron en sus casas fueron enterradas sin haber sido sometidas a pruebas, es probable que haya un alto número de casos no declarados. Sólo en la primera semana de mayo, murieron en Manaos casi cinco veces más personas que el promedio, lo que muestra la dimensión con la que el virus se desató. Sin embargo, después de este pico, el número de casos disminuyó rápidamente.

¿Qué pasó realmente en Manaos?


Estudio basado en donaciones de sangre


Un análisis realizado bajo la dirección de la científica Ester Cerdeira Sabino, del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo, llegó a la conclusión de que Manaos había alcanzado un nivel de infección tan alto que se puede hablar de inmunidad de rebaño. Algo que explicaría por qué el número de casos disminuyó tan rápidamente en junio.



Los hospitales de Manaos viven un nuevo aumento de pacientes con COVID-19.

El equipo de investigadores examinó las donaciones de sangre que fueron depositadas en la Fundación de Hematología y Hemoterapia de Amazonas (HEMOAM) entre febrero y agosto. Por cada mes, había entre 800 y 1.100 muestras disponibles. Pero el estudio publicado el 21 de septiembre en el servidor de documentos MedRvix, especializado en textos médicos, es una versión preliminar. Aún no ha sido sometido a una revisión ni se ha publicado oficialmente. Por lo tanto, los científicos prefirieron inicialmente no comentar su estudio.


La pandemia no ha terminado


Aun así, los resultados no auditados fueron publicados por la prensa en Brasil y en todo el mundo. En muchos casos se llegó a la conclusión errónea de que el peligro había pasado una vez que se logró la inmunidad colectiva. Tales interpretaciones erróneas se producirían cuando "los hallazgos científicos llegan directamente a los medios de comunicación", señala a DW Cerdeira Sabino. "La prensa usó el concepto de inmunidad de rebaño de manera diferente a como lo hicimos nosotros [con el estudio]. La inmunidad de rebaño es el momento en el que el número de personas infectadas disminuye y no cuando la epidemia termina", subraya.


El estudio se benefició del hecho de que las muestras de sangre tuvieron que ser guardadas durante seis meses. "Hicimos pruebas para detectar la presencia de anticuerpos en las muestras de los donantes y así pudimos sacar conclusiones sobre el desarrollo de la enfermedad", explica Cerdeira Sabino.


Los científicos accedieron a muestras de sangre para su estudio.

El análisis de los datos de julio y agosto mostró que casi exactamente dos tercios de las muestras eran positivas. Esto significa que la inmunidad de rebaño se había logrado, según Cerdeira Sabino: "Pero eso no significa que la pandemia haya terminado.


Continuará, pero a menor escala". Por su parte, la bióloga Natália Pasternak Taschner, de la Universidad de Sao Paulo, cree que "lo que se desarrolló en Manaos fue en realidad una cierta inmunidad de rebaño. ¿Por qué sólo una cierta inmunidad? Porque sólo podemos lograr una inmunidad colectiva completa con la ayuda de una vacuna".


¿Está Manaos experimentando una segunda ola?


Manaos ha vuelto a ver un aumento en el número de casos desde finales de septiembre (se registraron siete muertes por día, un seis por ciento más que el promedio de los 14 días anteriores), y en los hospitales, la tasa de ocupación de las camas de cuidados intensivos también está aumentando. La ocupación es actualmente superior al 70 por ciento. Por lo tanto, un estudio de la fundación de salud pública Oswaldo Cruz (Fiocruz) concluyó que Manaos está experimentando una segunda ola.


La flexibilización de las medidas tomadas en junio, tras la disminución del número de casos, ha dado lugar a que se reúnan multitudes en las playas y en celebraciones. Ahora, las autoridades ordenaron nuevamente el cierre de bares y balnearios públicos y se redujo el horario de apertura de tiendas y restaurantes durante 30 días.


Para la bióloga Pasternak, una apertura conduce inevitablemente a un aumento del número de casos a menos que se introduzcan normas de distancia e higiene más estrictas para proteger a los que aún no se han infectado: "Este rápido aumento del número de casos en Manaos, seguido de una abrupta caída y un nuevo aumento, es exactamente el comportamiento natural de una epidemia".


"Creo que todavía es demasiado pronto para hablar de una segunda ola", comenta Cerdeira Sabino. Si el número de casos aumenta nuevamente, esto podría significar que también la inmunidad de los ya infectados podría disminuir rápidamente. "Y que la gente ahora se infectará de nuevo", agrega. Sin embargo, actualmente no hay información fiable sobre la duración de la inmunidad y si es que las personas pueden infectarse más de una vez.


Fuente

DW - Deutsche Welle

Suscribete por  € 0.50 Euros a la Semana. La oferta termina pronto

E: contacto@prevencia.net 

© 2020 Revista PREVENCIA. All Rights Reserved